Colun cumplió 65 años

Nacida en el año 1949, cuenta hoy con la planta procesadora más grande del país y es la mayor empresa de productos lácteos constituida por capitales exclusivamente nacionales. Leer más»

Colun fomenta el ejercicio con nueva campaña: Así da gusto pagar

Colun sorprende cada día y durante el verano 2014 lanzó la siguiente campaña con el objetivo de fomentar el ejercicio y la vida saludable. Leer más»

Bionutrición certifica hasta el 2016 su planta industrial

Luego de un intenso proceso de acreditación, la Planta Industrial de Bionutrición obtuvo la validación técnica oficial bajo la norma H.A.C.C.P. del codex Alimentarius. Leer más»

CALS apoya la innovación técnica en la agricultura nacional

En la búsqueda de productos innovadores CALS presenta a los agricultores nacionales dos líneas pioneras para la producción de flores y hortalizas. Leer más»

Nuevos videos testimoniales de Colun

Como parte de la campaña, “COLUN, Pura buena leche”, productores y cooperados entregaron sus testimonios acerca del significado y los valores de la leche del sur. Leer más»

 

Analistas observan comportamiento del mercado internacional de la leche

leche (10) chicaCaída en el mercado internacional desde US$ 5.000 la tonelada de leche en polvo entera a US$ 2.800, al menos en los próximos meses, no se reflejaría en los precios a productor en Chile pues el país retomaría las exportaciones a Colombia y Brasil, mercados con preferencias arancelarias para los lácteos chilenos.  
Fuente: Arnaldo Guerra Martínez, publicado en Revista del Campo, El Mercurio

(…) La temporada 2011/2012 fue muy positiva para los productores chilenos: recibieron el mejor precio respecto de sus pares en el resto del hemisferio sur, debido al positivo FOB real que enfrentaba, el que en el fondo es el que provoca el equilibrio de los precios internos y es el que cambia los precios a consumidor y a productor.

Pero todo cambió en mayo de 2013. En ese momento se produjo lo contrario, en que los factores que se conjugaron armaron una tormenta perfecta.

Chile estaba colocando mucha leche en Brasil y Colombia, pero a fines de 2012 Colombia aumentó el arancel en forma unilateral. Las consecuencias fueron que Chile dejara de exportar a ese país. En tanto, Brasil paró las exportaciones de algunas empresas chilenas con medidas paraarancelarias, alegando problemas sanitarios. Volvieron a Chile inspectores a autorizar de nuevo las plantas, pero algunas empresas chilenas llevan más de 15 meses sin exportar a esa nación.

El cierre de Colombia y Brasil se conjugó con stocks acumulados que estaban vendidos, pero ya no se pudieron embarcar a esos países. Así tuvieron que destinarse al mercado local y a otros sin preferencias arancelarias, donde hubo que vender más barato, por ejemplo, que Nueva Zelandia.

Lo que ocurre es que vender 1.000 toneladas cada mes, como es el caso de Chile, no se compara con tener programas de ventas con clientes anuales como Nueva Zelandia, lo que en los mercados donde no existen acuerdos arancelarios le permite negociar mejores precios. Entonces, Chile tuvo que salir a vender, pero finalmente a precios inferiores. Y recién cuando se producen los excedentes, lo que ocurrió en octubre-noviembre, es que Chile toma los precios internacionales y no antes, de ahí el rezago en la variación del precio al productor.

Luego vino la caída de los precios internacionales en 2014 y la situación volvió a cambiar: Colombia volvió a reducir el arancel a Chile y pronto se comenzará de nuevo a exportar a Brasil, el que abrió de nuevo su mercado.

¿Cuáles son las consecuencias?

Chile de nuevo entra en un círculo virtuoso y los precios internos para la materia prima de nuevo están más arriba que los del mercado externo. De eso hace ya algunos meses.

“El precio de leche a productor en Chile hoy ya es mayor que el de Nueva Zelandia y lo más probable es que para los próximos meses que vengan los neozelandeses tengan un precio más bajo y nosotros uno más alto, marcado por la preferencia de algunos mercados donde Chile exporta sus lácteos”, apuntan analistas del sector.

Colombia: el suero de la leche es una buena fuente para innovar

bandera colombiaEl suero contiene alrededor del 50% de los nutrientes de la leche (proteínas solubles, lactosa, vitaminas y sales minerales) por lo que es una reserva alimentaria de alto valor nutricional.

Fuente: Agrimundo

A nivel mundial, el lactosuero se ha convertido en un factor relevante para la innovación y el crecimiento de la industria de los alimentos y bebidas, con su utilización en la fabricación de productos de alto valor nutricional y funcional que contribuyen a la alimentación de la población.

Como residuo industrial, se considera un producto de alto impacto contaminante y difícil de eliminar, por lo que resulta paradójico que se siga desperdiciando.

Aproximadamente el 93% del lactosuero es agua y el 7% son sólidos de diferente índole: proteínas séricas (0,6%), minerales (0,45%), lactosa (4,5%) y, en menor concentración, proteínas menores como aminoácidos, vitaminas y elementos traza.

Chile y Nueva Zelandia: Amigos de largo plazo

acuerdo (1)Hace dos semanas, leí un artículo en esta publicación titulado “Nueva Zelandia y Chile: ¿Amigos o enemigos?”. El contenido trataba sobre la competencia comercial en mercados extranjeros, pero fue el título el que llamó mi atención…

Columna de John Capper, Embajador de Nueva Zelandia en Chile, publicado en Revista del Campo, El Mercurio

Para mí no hay ninguna duda de que Chile y Nueva Zelandia son muy buenos amigos. Tenemos una larga historia de colaboración. En 1972 establecimos nuestra primera embajada en Latinoamérica en Santiago. En esta relación, la agricultura ha sido el área principal y más importante de cooperación. Tenemos muchas similitudes que permiten un intercambio fructífero, beneficiando compañías y productores en ambos países.

Empecemos con el sector lácteo. Nueva Zelandia ha invertido muchos recursos en el sur de Chile desde los años 70. Soprole, una de las principales compañías productoras de leche en Latinoamérica, e importantes inversiones en sector de producción, ganado, pasturas y genética entre otras han contribuido a mejorar la productividad y calidad. El modelo neozelandés en base a praderas ha sido replicado en Chile de manera exitosa, usando tecnología y propiedad intelectual de Nueva Zelandia. Estas transferencias de conocimientos y buenas prácticas han sido muy beneficiosas para el sector lácteo en Chile.